Blog Archive

Desayuno en Tiffany´s

El resplandor de la juventud y la belleza es un resplandor doloroso y salvaje. Lo cierto es que la juventud se termina y que todos los momentos bellos tienen un tiempo de duración limitado. Más tarde o más temprano, todo se ralentiza o perece. Y sin embargo, la vida es hermosa a pesar de todo. Hermosa y triste. Abrumadoramente triste. Seremos felices en la incierta hora de la juventud y una ráfaga de lucidez nos recordará que no podemos ser jóvenes por siempre. La vida continúa y está bien que así sea. Les juro que está bien.

Joe Bell, el dueño del bar que frecuenta el narrador de esta historia, reaviva los recuerdos compartidos sobre Holly Golightly, la encantadora jovencita que les atravesó el corazón. Joe Bell ha conseguido unas fotos sobre una tribu Africana en la que puede verse una escultura que guarda un parecido sorprendente e increíble con Holly Golightly. Es probable que se trate solo de una coincidencia, aunque no sería imposible que ella haya estado ahí, en medio de la tribu Africana.

A partir de esta experiencia, el narrador hace un recorrido retrospectivo de sus recuerdos sobre Holly Golightly, quien supo ser su vecina del edificio en el que él todavía vive. Recuerda cuando la conoció. Holly Golightly solía olvidar siempre sus llaves de la puerta de calle y regresar tardísimo y molestar a un vecino para que le abriera. La víctima solía ser Yunioshi, un fotógrafo japonés en ascenso profesional. Luego, sería el mismo narrador el que tendría que hacerse cargo de abrirle, cada vez que olvide sus llaves.

No le molestaba ser despertado por ella. Por entonces, tenía pretensiones de convertirse en escritor y llevaba una vida solitaria. Su compañía le reconforta de una manera indescriptible. En una oportunidad, ella se queda en su departamento. Conversan. Él le lee uno de sus cuentos. Ella lo encuentra aburrido. Le habla sobre su propia vida, particularmente inusual. Suele visitar a Sally Tomatoe, un anciano de dudosa reputación, en la cárcel. Lo hace a cambio de dinero que le proporciona su abogado.

En alguna otra ocasión, él la visita en el departamento de ella, donde conoce a O.J. Berman, su representante. Ella es actriz. Una figura conocida del mundillo del espectáculo. Su carrera podría ser exitosa, pero su principal obstáculo es ella misma. Demasiado alocada, despreocupada, infantil, caprichosa. O.J. Berman le habla sobre Trawler, el hombre de su vida. Trawler es un niño rico malcriado y millonario. Ella lo presenta como un gran escritor e incluso intenta conseguirle algún trabajo, gracias a su influencia.

Cuando ella le habla sobre sus fantasías escapistas de bienestar, su discurso es de una frivolidad desesperante. Ella admite sentirse en paz únicamente en la joyería Tiffany. Su discurso, que es evidentemente frívolo, es también profundo y melancólico de una manera indefinible. Mag Wildwood es otro personaje extravagante de la extravagante fauna que acompaña a Holly Golightly. Mag es demasiado flaca y alta. Es casi fea, pero su personalidad arrebatadora la convierte en una belleza inusual.

Mag Wildwood vivirá un tiempo en casa de Holly Golightly. Una revista se ha interesado en publicar uno de sus cuentos, pero no hay dinero de por medio. A él le parece una buena noticia, pero a Holly Golightly no le parece bien que no le paguen. Poco tiempo después, Holly Golightly toma unas vacaciones junto a sus amigos. Los acompaña José, el novio brasilero de Mag Wildwood. Al regresar, discuten. Dejan de hablar.

Un tipo comienza a seguirlo. Al abordarlo, resulta ser Doc Golightly, veterinario. Se trata del esposo de Holly. Ella los abandonó (a él y a sus hijas). Las hijas son de un matrimonio anterior. Doc era viudo cuando conoció a Holly. Por entonces, ella y Fred (su hermano) eran unos pobres huérfanos desarrapados y muertos de hambre. Doc se hizo cargo de ellos. Holly se casó con él y luego los abandonó.

Doc Golightly lo ha estado siguiendo porque entiende que es mejor ser presentado ante Holly evitando la posibilidad de la sorpresa o el momento inoportuno. Él accede a hacer de intermediario. El reencuentro no es precisamente emotivo, sino mas bien resignado. Luego del episodio, se encuentran para tomar una copa en el bar de Joe Bell. Ella le revela cosas que procura mantener ocultas sobre su pasado.

Poco tiempo después, él se entera por el periódico de la noticia de que Mag Wildwood se ha casado con Trawler. Decide ir a visitar a Holly Golightly y la encuentra en un estado de crisis nerviosa. Él supone que es por la noticia, pero se trata de otra cosa: ha muerto su hermano. En lo que respecta a Mag Wildwood y Trawler, a ella le importa poco. De hecho, poco tiempo después acaba noviando con José.

Por aquél entonces, la vida personal del narrador de esta historia es un desastre. No tiene amigos, no es publicado. No tiene empleo. Holly Golightly tal vez está embarazada y él nunca le ha declarado su amor. Se reencuentran y ella le habla sobre la posibilidad de irse a vivir con José, a Brasil. Él se siente fatal. Entonces ocurre un episodio un tanto accidentado mientras cabalgan a caballo. No parece ser serio. Él esta celoso, dolido. Le declara vanamente su amor.

El mafioso Sally Tomatoe ha estado utilizando a Holly Golightly como pantalla para encubrir un diálogo en clave que mantiene con su abogado. Se trata de un asunto relacionado con el narcotráfico. La policía descubre el engaño y Holly Golightly es puesta tras las rejas. Al tratarse de una personalidad del mundo del espectáculo, se desata cierto escándalo.

Junto a Joe Bell, intentan ayudarla pero los que se supone que son sus amigos, le dan la espalda. O.J. Berman se comporta como es debido y contrata a un abogado. El asunto no parece grave. Probablemente salga bajo fianza de un momento a otro. Al desatarse el escándalo, José ha huido cobardemente. Le ha dejado una nota de despedida, brutalmente sincera. El accidente con los caballos ha hecho que Holly Golightly pierda el embarazo. Cuando le den de alta en el hospital, ha decidido marcharse. Viajar a Sudamérica.

Él la ayuda con el equipaje. Ella se deshace de su gato. (Lo abandona en un callejón). Camino al aeropuerto, se arrepiente de haber abandonado al gato y le pide que lo busque y lo cuide en su lugar. Él le promete que así lo hará. Ella se marcha y ya nunca más la vuelve a ver. Alguna vez recibió una postal de ella desde Buenos Aires. Él ha cumplido su promesa y se ha hecho cargo del gato. Espera que Holly Golightly esté bien y que también haya encontrado un hogar, donde sea que se encuentre.
Labels: Desayuno en Tiffany´s

Thanks for reading Desayuno en Tiffany´s. Please share...!

0 Komentar untuk "Desayuno en Tiffany´s"

Back To Top